Leches vegetales

Leches vegetales

Se obtienen a partir de semillas y agua. Son muy sanas desde todo punto de vista, tanto para adultos como para niños (desde los 6 meses “si toleran bien” los cereales, 1 y ½ año para las leches de frutos secos y semillas). Contienen los nutrientes del cereal, el fruto seco o la semilla de origen. Tienen un limitado tiempo de conservación, 48 hs en la heladera. Ideal realizarlas en casa.

Las que se obtienen de cereales: arroz integral, avena, quínoa, amaranto, cebada, etc., se DEBEN cocinar, contienen almidón.
Las que se obtienen de semillas: sésamo, girasol, zapallo; y de frutas secas: almendras, avellanas, nueces, NO se deben cocinar, se destruyen sus preciados nutrientes; se pueden entibiar.

  • Se pueden usar como: bebida, solas, con infusiones, con jugos, con licuados de frutas frescas, con licuados de verduras.
  • Se pueden utilizar para realizar: salsas sin cocción, mousse, mayonesas vegetales, cremas vegetales.
  • Se pueden endulzar con: miel, azúcar mascabo, frutas deshidratadas remojadas (dátiles, pasas de uva, duraznos…)
  • Se pueden saborizar con: canela, esencias (vainilla, limón, menta…), jengibre, semillas de cardamomo, ralladura de limón o naranja (orgánicas), hojitas de menta fresca, de stevia fresca, de cedrón fresco.
  • Se pueden enriquecer con: harina de algarroba, cacao amargo, coco rallado, aceites de 1° presión en frío.
  • Se pueden colar con: una tela tipo lienzo, quedarán suaves; o bien consumir sin colar, serán más ásperas.

Las frutas secas para realizar leches, dependiendo de cómo se toleran, se pueden pelar luego del remojo.

Leche de almendras:

Se prepara dejando en remojo 12 hs, ½ taza de almendras en de agua de filtro; luego tirar el agua de remojo y licuar o procesar con 1 y ½ taza de agua nueva. Se puede colar con una tela tipo lienzo. Optativo según tolerancia, las almendras luego del remojo se pueden pelar.

Leche de avellanas:

Se prepara igual que la leche de almendras.

Leche de sésamo:

Se prepara dejando en remojo 8 hs, 1 taza de semillas de sésamo; luego tirar el agua de remojo; moler las semillas con ½ litro de agua nueva; filtrar con tela de lienzo o similar.

Leche de avena:

Se prepara con ½ taza de avena arrollada y 1 litro de agua. Mezclar y llevar al fuego fuerte hasta que hierva, bajar el fuego a mínimo y cocinar por 5 minutos. Apagar el fuego y dejar reposar 10 minutos. Licuar y filtrar con tela de lienzo. Se puede volver a calentar.

Leche de arroz integral:

Se prepara dejando en remojo 10 hs ½ taza de arroz integral en abundante agua. Tirar el agua de remojo y cocinar en 5 tazas de agua nueva durante 35 a 40 minutos. Luego dejar entibiar y filtrar con tela de lienzo o similar. Se puede volver a calentar.

Leche de cebada:

Se prepara igual que la leche de arroz.

Leche de quinoa:

Se prepara dejando en remojo 2 horas ½ taza de quínoa; luego tirar el agua de remojo y cocinar en ½ litro de agua nueva durante 10 minutos. Dejar entibiar y filtrar con tela de lienzo.